Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Bodegas Quitapenas

Diputación de Málaga

Bodegas Quitapenas

Aunque la tradicción vitivinícola data de 1670, es en el año 1825 cuando Ramón Suárez y su esposa María Aguilar heredan unas obradas de viñas en el pueblo de Cútar, situado en la Axarquía, dedicándose al cultivo de la vid, la elaboración de vinos y el laboreo de  pasas.

 En 1870 Ramón Suárez hace testamento a favor de sus hermanos, dejando a su sobrino , Francisco Suárez Pineda, su capataz  por aquel entonces, las viñas, paseros y el lagar. Es en 1878 cuando la enfermedad de la viña, la filoxera, se extiende por la Axarquía, traslandandose con su familia al Valle de las Viñas de Miraflores del Palo, en Málaga capital. Aquí es donde traslada el negocio de vinos y comidas, ubicándose en la calle del Mar, en la finca conocida con el nombre "La Huertecilla", fundando en 1880 las conocidas Bodegas Quitapenas.

Generación tras generación siguieron conservando el buen hacer del vino, adquiriendo con el transcurso del tiempo, fama de entre los numerosos arrieros que hacian un alto en esta casa situada en la carretera de Vélez-Málaga, lugar que pronto empezó a conocerse como las Bodegas que nos quitan las penas.

Su hijo José Suárez Villalba, años más tarde y tras haber heredado el negocio familiar, traslada la casa de comidas y las bodegas de vinos a la calle Málaga  número 42 (hoy conocida como Avda. Juan Sebastián Elcano) instalando el lagar de pisa uva y la nave de botas. Los primeros vinos producidos  en aquel  lagar fueron el "Moscatel Extra o Quitapenas", el "Montes" y el "Málaga Lágrima", acompañando al delicioso conejo con arroz, dando fama en toda la provincia a esta centenaría casa en sus primeros años.

En 1940 toman las riendas de la empresa sus hijos Francisco, José y Maximino Suárez Tijeras, iniciando el embotellado de vinos y la fábrica de licores y aguardientes; abriendo numerosas tabernas por toda la geografía malagueña impulsados por el boom turístico de los años posteriores.

Todo ese desarrollo obligó a la ampliación de la capacidad de producción, almacenamiento y crianza de vinos. Y es en esa época cuando las Bodegas Quitapenas ingresan como miembro del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Málaga.

Hoy en día las bodegas se han adecuado a las nuevas tecnologías y necesidades de los mercados actuales, hechos que han desencadenado la ampliación a nuevos mercados exteriores y el traslado, a finales de 2004, a las nuevas instalaciones situadas en la carretera de Guadalmar número 12; dejando con nostalgia aquel lugar con solera e historia, pero no sin dejar de cuidar aquellos exquisitos caldos malagueños.

Bodegas
Ctra, de Guadalmar, 12, CP 29004
952 247 595
952 105 138