Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 26: Jimera de Líbar - Benalauría

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 26: Jimera de Líbar - Benalauría

 

La Dehesa de Jimera

Desde Jimera hay que salir por la travesía en dirección Atajate para abandonarla enseguida en pos de una pista asfaltada entre campos de secano que sale a la derecha. Este es el carril de la Dehesa, pero el GR lo deja para recuperar el antiguo camino, todavía empedrado y de bastante anchura, flanqueado por encinas. En el kilómetro 1 se vuelve a enlazar con el otro a la altura del Arroyo de Atajate. Una cancela da paso al Monte Público la Dehesa, perteneciente al Ayuntamiento de Jimera de Líbar, con un excelente bosque adehesado de alcornoques con encinas y quejigos intercalados, asentado sobre una isla de areniscas del aljibe que generan este suelo ácido. Tiene 257 hectáreas y en su interior hay una antigua escombrera sellada (a pocos metros de la cancela), una nave para la cría de caracoles y el Cortijo de la Dehesa que gestiona ganadería de cabras, ovejas y cerdos.

Las mejores panorámicas sobre Jimera de Líbar, hacia el nordeste, y la Sierra del Palo al oeste se tienen al principio, en la única curva pronunciada. Luego se pasan las instalaciones de helicicultura y las casas, con una desvencijada Área Recreativa al lado. Al pasar el corralón donde había un majestuoso chaparro se adivina a la izquierda el lugar que debería ocupar la laguna, apenas una charca cuando ha llovido.

La pista de grava deja a la derecha el Cortijo del Pastor y desciende un poco hasta Arroyo Judío o de los Judíos (km 3.5), que se puede vadear o bien utilizar si fuera necesario el puente del cortijo cercano que lleva el mismo nombre que el arroyo. La dirección sudoeste que se traía se torna a partir de ahora de componente marcadamente sur.

 

Entre los bujeos y el monte

Se accede así a una zona mucho más abierta y arcillosa por la que el sendero asciende abriendo y cerrando numerosas angarillas. Se deja a la derecha el Cortijo de Bernardito, con sus eucaliptos, el amplio paisaje de Sierra Blanquilla enfrente y Cortes de la Frontera a media altura. El altozano en el que comienza la arboleda de nogales es donde estaba la antigua Venta de la Alfacara, tan solo un montón de piedras ya. El tránsito por la parte alta de la finca de nogales lleva hasta las proximidades de la balsa de riego y luego desciende y conecta con un sendero pedestre. Ahora la vegetación deviene en matorral mediterráneo en lo que fueran campos y olivares, si bien la cercana alambrada marca la frontera con propiedades ajardinadas y grandes casas. Como recuerdo de esa no tan lejana actividad agrícola está la era por la que se pasa justo antes de las curvas que llevan hasta el Arroyo de la Alfacara. En las márgenes de este cauce las adelfas se mezclan con las trepadoras y arbustos de hoja ancha formando una maraña densa. El depósito que se ve toma agua del cauce, utiliza la que necesita y devuelve la restante un poco más abajo.

El sendero desciende un poco y a la altura del Cortijo Nuevo con su torre vadea el Arroyo de la Fuensanta (km 5.9), dotado con un par de puentes de madera en el punto más bajo de todo el recorrido, con lo que no puede hacer sino subir por una buena mancha de encinas preludio del monte cerrado que cubre las lomas de la izquierda. A la derecha, como hasta ahora, la tierra arcillosa propia de los bujeos despeja el terreno, perteneciente al Cortijo Lobato.

Y es en este paisaje abierto es en el que se transita ahora, a veces por olivares o acebucholes, a veces por terreno ganado por el matorral o también por tierra de barbecho. Siguen las angarillas debido a la gestión ganadera de estas fincas y se pasa al lado de unas colmenas en lo que es del Cortijo de los Capitanes. Una ligera bajada lleva hasta el Arroyo del Paliche o de la Vega, muy encajado y cubierto de maleza.

 

Las Dehesa de Benadalid y Benalauría y la Alquería de Siete Pilas

La Laguna Florida u Honda es una pequeña laguna endorreica situada a escasos metros del carril principal. La vegetación de los márgenes se reduce a algunas junqueras porque en verano siempre se seca, pero en las épocas de lluvia se recupera y adquiere las blancas flores de ranúnculos que le dan uno de sus nombres. La laguna ofrece buenas vistas sobre Cortes de la Frontera y sus sierras y un lugar muy apropiado para la relajación. Desde aquí se escinden el ramal del GR-141 que se dirige a la Estación de Cortes y el PR A-255.

Ahora comienza la cuesta de verdad. Primero se pasa por la Dehesa de Benadalid y Benalauría (el que tiene más superficie de este monte público), de unas 248 hectáreas de encinar con quejigos. El paso por el Arroyo del Peñoncillo o de la Bovedilla se hace cuando ya se ha llegado a la red de pistas anchas, dejando la que sube a la Sierra y torciendo a la derecha. Por la cuesta que sigue fluye el agua sobrante de la fuente a la que va la gran senda provincial y se hace el cambio de términos aludido en la alambrada, muy cerca de la escondida Fuente de los Garbanzos.

La llegada al poblado de Siete Pilas descubre un amplio llano que es Descansadero (km 9) donde está la Ermita Escuela gemela de la de La Indiana. Ésta es la única de todas las de la Serranía que sigue con su primitiva función educativa, formando parte del Colegio Público Rural Asociado Sierra del Espino, cuyas otras sedes están en Benarrabá y Algatocín. El sendero realiza un brusco giro abandonando el GR-141 (que va hacia la Estación de Cortes) y cambia de sentido para dirigirse hacia el este, primero pasando por la Fuente de Siete Pilas y luego tomando uno de los caminos tradicionales que iban cosiendo las casas desperdigadas.

 

Las Sierras de Almargen y del Espino

El Camino de Benalauría asciende desde Siete Pilas paralelo a una acequia que más arriba está entubada, la que trae el agua de la Fuensanta. Hay veces en que coincide con algún carril pero en general va por lo baldío. Se cruza una nueva pista en el Cortijo Maja y se emprende la última y larga cuesta ya por un carril secundario. Esta nueva pista se construyó para conectar con el otro lado de la sierra pero, sobre todo, con vistas a la cantera y algún sondeo de agua.

Las dos moles rocosas que se tienen a los lados mientras se acomete la fuerte pendiente son muy diferentes en su composición (más dolomíticas las de la derecha) pero sobre todo en cuanto a la vegetación que sustentan. A la izquierda, ocupando los escarpes calizos, está el Monte del Cortijo de Almargen y Frontón, con un pinar de repoblación de casi 200 hectáreas de propiedad privada pero gestionado por la Administración. El otro, a la derecha, es La Cancha, donde persiste el encinar originario sobre unas 73 hectáreas pertenecientes al término de Benalauría pero donde este pueblo y el de Benadalid comparten propiedad de la tierra por una parte y de la arboleda por otra. Es lo que se conoce en el lenguaje forestal como el suelo y el vuelo, en una acepción un tanto poética.

El Puerto de Benalauría (km 12.6) es un excelente lugar para tener amplias perspectivas del Valle del Guadiaro a poniente y el del Genal a levante, cada uno con su idiosincrasia particular, agreste, rectilíneo y amplio aquél, abigarrado, forestal y alomado este otro. A poco de empezar a bajar, con los cortados del Tajo de los Aviones a la izquierda, se deja un senderito desdibujado señalado con un hito casero que conduce a la escuela de escalada y las dos Ferratas instaladas merced al Plan de Dinamización del Producto Turístico de la Diputación Provincial de Málaga.

El GR baja entre encinares de solana en busca de la carretera A-369, pero justo antes se encuentra de nuevo con la Gran Senda de la Serranía que viene desde Gaucín y se dirige a Ronda. Cruzando con mucha precaución la carretera provincial se llega a la antigua Venta de los Pavos (km 13.9), en el cruce con la carretera de Benalauría. En la sillada que hace la carretera un poco más abajo se localizan algunas de las empresas señeras del pueblo dedicadas a la artesanía y los productos agroalimentarios y las instalaciones deportivas municipales. La escasez de terreno mínimamente llano anexo al casco urbano que el visitante comprobará dentro de poco ha hecho que se hayan tenido que trasladar aquí, cerca de la principal vía de comunicación del Genal, equipamientos e infraestructuras con requerimientos de suelo mayores.

 

Rutas
Ruta A pie
Acceso -

1. Inicio de a Etapa:

Acceso al Punto de Inicio: Desde la A-369 entre Ronda y Algeciras, el cruce por la MA- 8307. El otro enlace, con esta misma carretera, parte desde la MA-8401 entre Cortes de la Frontera y Benaoján.

Punto de Inicio: Jimera de Líbar, en la Fuente y el Lavadero de la travesía del pueblo.

Para disfrutar de la senda sin peligros: Los arroyos principales pueden cruzarse mediante puentes livianos, pero hay unos cuantos que deben vadearse con medios de fortuna, si bien en ningún caso se trata de cauces con largos recorridos que entrañen peligro por el caudal ni aún en épocas de lluvia.

Puede haber ganado vacuno pastando en la zona en régimen extensivo (pajunas, retintas o berrendas, todas ellas razas andaluzas). No representan ningún peligro pero tampoco se caracterizan por su afabilidad. Lo mejor es mantener la distancia. Como con las colmenas que hay en el kilómetro 6.5.

Lo peor del día es el cruce de la A-369, que conviene realizar por el lugar con mayor visibilidad. El tramo por la carretera de Benalauría debe hacerse según los cánones, pese al escaso tránsito de vehículos. Para llegar al pueblo se utiliza un antiguo carril asfaltado, sin matrícula por tanto, pero utilizado por los benalaureños o jabatos para llegar directamente a la plaza del pueblo.

2. Finalización de la Etapa:

Punto de finalización: A Benalauría solo se puede acceder mediante una carretera, la MA-8306, que parte de la A-369 entre Ronda y Gaucín.

Acceso al punto de finalización: Plaza del Teniente Viñas, en el pueblo de Benalauría.

3. Alternativas:

Posibles escapes: El enclave estratégico para cualquier incidencia es Siete Pilas, más o menos a la mitad del recorrido, pero también es factible retirarse hacia la Estación de Cortes utilizando para ello el trazado alternativo del GR-141.

Punto de no retorno: Teniendo en cuenta las dos posibilidades anteriores, a partir de la finca de los nogales lo mejor es seguir adelante. Una vez que se esté cerca del Puerto de Benalauría trae más cuenta seguir hasta el pueblo de Benalauría o la carretera de Ronda que está antes.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: Teniendo en cuenta las dos posibilidades anteriores, a partir de la finca de los nogales lo mejor es seguir adelante. Una vez que se esté cerca del Puerto de Benalauría trae más cuenta seguir hasta el pueblo de Benalauría o la carretera de Ronda que está antes.

 

Duración - 4:30 horas
Longitud - 14530 Km