Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 20: Embalses del Guadalhorce - Estación de El Chorro

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 20: Embalses del Guadalhorce - Estación de El Chorro

Los Miradores del Paraje Natural

Tras un kilómetro y medio de carretera de servicio, por la orilla del Pantano del Guadalhorce y muy cerca de las canteras de áridos para la construcción de los pantanos, el sendero se desvía a la derecha. Las pistas forestales están vedadas al tráfico rodado y ascienden de manera decidida entre pinos carrascos. En las zonas de umbría y de mayor pendiente, pero también aquí y allá entre el pinar, aparece la vegetación autóctona que lucha por recuperar su lugar. Encinas, sabinas y cornicabras de buen tamaño forman a veces bosquetes donde el matorral de lentiscos, aulagas, espinos negros, enebros y coscojas da una idea del antiguo esplendor del bosque.

Enseguida se llega a una parte del carril que permite una amplia panorámica de todo el complejo hidráulico de El Chorro, las sierras del poniente malagueño y el comienzo del primer cañón del Desfiladero de los Gaitanes. Más arriba, en una zona de interesante sotobosque de esparto, romero y jaras bajo pinos de formas moldeadas por el viento se puede observar en toda su magnitud el magnífico sabinar del Arroyo de Todosaires y las laderas norteñas de la Sierra del Huma.

 

Los Tajos

Se llega así a una gran nava (km 4.5), la Cornicabra, con pinitos de repoblación y un extenso tomillar que es aprovechado por unas cercanas colmenas. El camino llega a un puerto que es el paso natural entre dos escarpes rocosos, en esta parte siempre al lado de la línea de alta tensión que se ve por primera vez en el cambio de términos municipales de Campillos y Antequera. Los dos tajos, el inferior mirando al norte y el superior al oeste, son de una afamada zona de escalada deportiva por la excelente calidad de la roca y lo extraplomado de las líneas. Se conoce el sector como Desplomilandia y el tajo de arriba concretamente como El Triángulo, por la forma de la roca en cuya base había unos corrales para el ganado.

Luego el camino, que hasta ahora había tomado dirección norte, baja, deja un cruce a la izquierda (km 6) y comienza una larga subida hacia el este por una ladera muy deforestada que deja arriba el impresionante Tajo del Cabrito. Este escarpe rocoso es un obstáculo verdaderamente insalvable para personas y animales, con su centenar de metros de altura media y dos kilómetros de longitud. En el Puerto de Ramos, a 7 kilómetros y medio del comienzo, se puede realizar el bonito ejercicio de conocer cómo puede ser la parte superior de los escarpes de arriba contemplando el karst que se tiene a la izquierda, con pináculos de roca, pilas de platos similares a las del Torcal de Antequera y sabinas en los callejones. En comparación, la ladera de la derecha, resultado de los derrubios de ladera, tiene un aspecto menos abrupto.

Comienza una bajada con vistas a la Vega de Antequera y el sendero se ve inmerso en un sabinar muy denso aunque de escasa altura, con aspecto de bosque pero sin dejar de tener porte arbustivo. Se dejan dos cruces a la izquierda y en un llano que a veces se rotura para siembra (km 9.5) se cambia de dirección progresivamente hacia el sudoeste. A pocos metros está el desvío al carril que en zigzag lleva a la Sierra Llana.

 

Por los límites del Paraje Natural

Comienza aquí la parte más exigente físicamente de la etapa. Desde el kilómetro 10 al 13 hay que salvar 300 metros de desnivel en una subida continua. El Camino del Cortijo del Madroño va por el fondo de un valle rocoso con un nuevo tajo a la derecha, el Salto de la Zorra. El sendero deja este camino en un desvío que coge a la izquierda, la subida se dulcifica y en dirección este se pasa por el Cortijo de Campano, situado en una nava extrañamente agrícola en un entorno tan agreste. Hay excelentes vistas del Pico Capilla, al frente, con 1.186 metros de altitud y cubierto de aulagares.

La máxima altura de la etapa es el Puerto del Rosalejo, donde se asentaba la ciudad romana de Nescania, en el punto kilométrico 14 y a 845 metros de altitud. A partir de aquí comienza el descenso girando el sendero progresivamente hacia el sur. A la izquierda y fuera del recorrido quedan la Fuente de la Viuda y el Cortijo de la Rejanada. La máxima altitud de la sierra, el pico Huma (1.191 m) es la montaña de caliza gris que se va rodeando. En la zona hay algunos cortijos por debajo del camino, el del Tajo del Palmito, el de Castillo y el de los Peñascales, que le da nombre al camino que viene desde el Valle de Abdalajís, concretamente desde la carretera MA-4401.

 

El Camino de los Pedregales

Al llegar al término municipal de Álora (km 16.2) se enlaza con el GR-7 E-4 y se toma dirección sudoeste. La cortijada de La Pedrera, un grupo de casas entre olivares y al pie de la sierra, cuenta con una red de pistas de tierra que hay que ir seleccionando hasta llegar al pinar del Arroyo del Chorro. Como otras zonas reforestadas, la función de la arboleda es evitar la colmatación de los pantanos mediante el afianzamiento de las laderas pedregosas. Ahora, y prácticamente hasta el final de etapa, el sendero va por dentro de los límites del Paraje Natural.

El carril tiene una gran pendiente, que suaviza en una primera zona de curvas desde la que sale el sendero de la Escalera Árabe (km 18) y un segundo zigzag más acusado donde se tiene una panorámica de la zona del poblado de El Chorro, las Mesas de Villaverde y la primera parte del recorrido de la etapa siguiente. Mención aparte merecen los tajos que el sendero deja a la derecha. En ellos hay vías de escalada deportiva, pero también de escalada clásica. El Sector es conocido entre los escaladores como las Frontales (Bajas, Medias y Altas) y cuenta con un itinerario mítico en una cueva, la vía Poema Roca.

El carril se mete entre pinos, sin apenas vegetación arbustiva debido a su densidad, y cruza dos veces el barranco en zonas donde el carril está protegido con albarradas y muros de contención. Comienzan a verse las primeras casas, se accede a la barriada y callejeando un poco se llega al final de la etapa.

Rutas
Rutas A pie En bicicleta A caballo
Acceso -

1. Inicio de la etapa:

Acceso al Punto de Inicio: Desde la carretera A-357 entre Campillos y Ardales hay que coger la A-7286 y dejarla para seguir las indicaciones hacia los pantanos en una carretera sin matrícula. Desde Ardales hay que tomar la MA-5403 hasta el Puerto de la Atalaya. Allí, la descrita carretera de servicio lleva a los embalse y, tomando la que desciende, la MA-4400, se llega a El Chorro.

Punto de Inicio: Embalses del Guadalhorce y del Guadalteba, en la unión de ambos diques.

Para disfrutar de la senda sin peligros: Los desniveles de ascenso y descenso, la longitud de la ruta y la altitud y soledad del entorno aconsejan planificar al detalle la etapa. La carretera del principio tiene muy poco tráfico pero es estrecha y a veces con poca visibilidad.

No hay posibilidad de aprovisionarse de agua potable. La de la Fuente de la Viuda no está tratada para el consumo.

La zona de pinar es muy densa. Hay que extremar las precauciones para prevenir los incendios forestales. En esa zona se vadea el cauce del Arroyo del Chorro dos veces, pero es tan improbable que lleve agua que no se ha señalado en el pictograma correspondiente.

2. Finalización de la etapa:

Acceso al punto de finalización: Desde el Puerto de las Atalayas, el acceso descrito arri- ba. Desde Álora, se toma la A-343 y se desvía desde el Valle de Abdalajís por la MA-4401 o directamente desde la MA-3401.

Punto de finalización: Estación de El Chorro, en el Apeadero.

3. Alternativas: 

Posibles escapes: En la primera parte el escape es evidente, bajar por la red de carriles hasta el pantano del Guadalhorce, pues por su orilla izquierda hay un carril asfaltado que al seguirlo lleva al punto de inicio. Cuando se ha subido a los puntos más altos la mejor opción es bajar por el carril del punto kilométrico 16 hacia el Valle de Abdalajís.

Punto de no retorno: Apartir del Cortijo Campano lo mejor es seguir adelante.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: En una zona relativamente próxima, la cabecera del Pantano del Conde de Guadalhorce, se han habilitado un par de senderos que pasean al lado del Embalse del Gaitanejo y las zonas de arenisca y son muy recomendables y asequibles.

El diseño de la etapa utiliza la red de senderos relacionadas con la gestión del Espacio Natural Protegido y con las fincas con vocación ganadera y forestal. Estas pistas coinciden gran parte del tiempo con los límites del Paraje Natural y son terreno conocido por los usuarios de bicicleta de montaña, puesto que dibujan una circular asequible y muy montañera.

En el kilómetro 10, a la derecha, sale el Camino de Sierra Llana, que sube a una zona de densos sabinares y repoblaciones de pinos. Quinientos metros más adelante ya se transita por el Camino del Cortijo del Madroño, en la zona de la gran cuesta, hasta el kilómetro 12.5 en que se deja a la derecha (el cortijo está un poco más arriba) para encaminarse al Cortijo Campano.

A partir del kilómetro 14.5 se transita por la Vereda del Tajo de la Pedrera, y el que tira hacia el Valle de Abdalajís es el Camino de los Peñascales, que no se toma con la Gran Senda de Málaga.

El más conocido es el Camino de las Pedreras, desde el Cortijo del mismo nombre hasta la Estación de El Chorro. Esta misma ruta se describe en un panel alusivo en el apeadero como de la Haza del Río. Uno de los accesos más utilizados para ascender al Huma es el de la llamada Escalera Árabe, que se escinde en la zona de las Pedreras en el punto kilométrico 18, ascendiendo hacia el oeste y luego el norte.

En este mismo tramo, entre los puntos kilométricos 16.2 y el 22, se incorpora el GR-7 E-4 desde el este, concretamente la etapa 7, de algo más de 10 kilómetros de longitud y denominada El Chorro- Abdalajís.

La parte media de la etapa, en cualquier caso, debe coincidir con el trazado que hayan tenido los sucesivos caminos que desde el Neolítico han enlazado el Valle del Guadalhorce con la Vega de Antequera por el Puerto del Rosalejo.

 

Duración - 6:05 horas
Longitud - 22000 Km