Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

GR 249. Etapa 19: Campillos - Embalses del Guadalhorce

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 19: Campillos - Embalses del Guadalhorce

Las lagunas de Campillos

El sendero toma la larga calle del Doctor Óscar Fernández en dirección prácticamente sudeste, dejando a la derecha algunas urbanizaciones recientes y a la izquierda naves industriales. Al convertirse en carril se dirige hacia levante, tuerce un poco para coger el Camino de Antequera en la zona de Velasco y deja a la derecha el Cortijo de la Rondana (km 2.7). La primera laguna, la del Cerero, que se deja a la derecha, toma su nombre de la cercana cortijada (km 5) donde hay un cruce de caminos de primer orden.

El sendero selecciona el ramal del sur. La roja tierra de secano acoge olivares nuevos, con riego por goteo para los primeros años, pero son muy abundantes las herrizas, zonas incultas por aflorar la roca madre. Las encinas de gran porte no son muy frecuentes, más bien aparecen como almárcigas (bosquetes de arbolitos de la misma edad muy próximos entre sí) o como matorral. Son muy frecuentes las esparteras también.

Estas islas de vegetación autóctona sobre ro- quedos aportan al lugar una diversidad mayor y suponen un buen refugio para numerosos animales, algunos de ellos especies cinegéticas. El caminante se encuentra más adelante con la Laguna de Camuñas, a la izquierda, con una cubeta de escasa capacidad, y enseguida llega a los cruces consecutivos del ferrocarril y la carretera A-7286.

Al lado del cruce de caminos del Cortijo de Capacete (km 7.5), hacia poniente, está la laguna a la que da nombre, la última de las protegidas en la Reserva Natural. Es de buenas dimensiones, parecidas a la del Cerero, con lo que ambas son capaces de retener el agua de escorrentía hasta bien entrado el verano. Dejando el Hoyo de la Alberca a la derecha y el Llano de Farfán a la izquierda el sendero sube a un cerrete (km 11), el de los Caimanes, plantado de almendros. Después de descender y enlazar sucesivas pistas se dirige hacia el llano donde intenta persistir la Laguna de Panza, una de las más pequeñas y superficiales de la zona.

 

Los Arroyos del Boquerón y del Capitán

Siguiendo una ramblita que deja a su izquierda la ladera repoblada con un denso pinar de carrasco, se llega al primer vado, el del Boquerón, que se debe realizar sin demasiados problemas. Lo que sigue es una empinada cuesta por un olivar hasta la cumbre alargada del Cerro Prieto (km 13.5), que se sigue hacia la derecha hasta llegar a un carril terrizo que vuelca hacia el lado de poniente. Esta zona tendría en tiempos un olivar productivo, pero ahora los arbolitos se mezclan con bolinas, jaras, retamas, tomillos y aulagas en esta loma tan expuesta a los vientos. Cuando comienza el descenso el paisaje es otro, con cerros y cerros de tierra de labor de diferentes tonalidades hasta que se llega al Arroyo del Capitán, al lado de la carretera de nuevo.

 

Los pinares de los pantanos

La A-7286 se debe seguir hacia la izquierda durante unos dos kilómetros y medio, obviando dos desvíos a la derecha, primero el que se dirige al Parque de Guadalteba y después la carreterita de servicio que va a las cabeceras de los pantanos, destino común con la etapa. En el punto kilométrico 17.5 se abandona el asfalto. Hay dos cortijadas en este tramo. La primera se deja a la derecha, la de Rebolo. Después se entra enseguida en el pinar, que cada metro gana en densidad y lozanía de los pinos. Comienza a aparecer el sotobosque, pero la mejor zona para constatar su antigua diversidad es un berrocal de rocas areniscas en el que no se reforestó. En el ascenso en zigzag hasta la era y las ruinas del Cortijo del Chopo (km 20.5), al cobijo de las peñas, medra un interesante matorral de tomillo, espino negro, palmito y esparto.

Hay un par de lugares desde los que tener una buena panorámica del pantano del Guadalhorce, uno de ellos es la era de este segundo cortijo. En descenso se pasa por debajo de una vivienda troglodita y se llega a un cruce donde se abandona la pista de tierra y se toma una vereda. Un poco antes de una zona de amplias vistas donde la senda hace un quiebro hay una nueva ruina que aprovechó las oquedades naturales y las excavadas en la blanda arenisca para ahorrarse la construcción de algunos de los muros de la casilla, donde todavía permanecen visibles las numerosas capas de cal y azulina.

El sendero se amolda a las curvas de nivel y se aproxima cada vez más al agua, pero conviene mantenerse una decena de metros por encima hasta llegar de nuevo a la carretera.

Se abandona así la loma que separa las masas de agua del Guadalhorce y el Guadalteba y se llega al final de la etapa, justo donde coinciden los diques de los dos embalses hermanos.

Rutas
Rutas A pie En bicicleta A caballo
Acceso -

1.Inicio de la etapa: 

Acceso al Punto de Inicio: Las carreteras A-384, desde la A-92 a la altura de Antequera, y la A-357 que lleva a Málaga por Carratraca.

Punto de Inicio: La zona sudeste de Campillos, en la confluencia de las calles Baltasar Peña con la del Doctor Óscar Fernández.

Para disfrutar de la senda sin peligros: Hay un par de vados, los de los Arroyos del Boquerón y del Capitán, que no tienen por qué suponer un obstáculo serio dado su exiguo caudal. Otro cantar es el paso a nivel sin barreras de la línea de ferrocarril Málaga Sevilla. El tramo es totalmente recto, pero en momentos de visibilidad reducida es conveniente buscar un paso elevado que hay hacia el oeste, que supone un desvío de unos dos kilómetros tomando la A-7286 cuando pasa por encima de la vía férrea y siguiendo el carril que lleva al otro lado del paso a nivel.

Esta carretera, por otra parte, se cruza justo después del paso a nivel y luego, paradójicamente, es la misma por la que se transita unos dos kilómetros y medio hasta coger el carril de los pinares de Rebolo. En todos estos casos hay que extremar las precauciones.

No hay un solo punto de abastecimiento de agua potable en todo el largo recorrido, que como se sabe es bastante largo.

2.Finalización de la etapa:

Acceso al punto de finalización: Desde Málaga la referencia es la carretera MA- 5403 que enlaza Ardales con la Estación del Chorro. Luego hay que seguir las indicaciones hacia la zona de pantanos por una carretera de servicio. Desde Campillos hay un acceso desde la carretera A-357 por otra carretera de servicio de los pantanos, la A-7286.

Punto de finalización: Cabecera de los Embalses de Guadalhorce y Guadalteba, antes de empezar a coronar el dique común.

3. Alternativas:

Posibles escapes: La carretera A-7286 que se cruza en el kilómetro 7.5 lleva a Campillos en pocos kilómetros hacia la derecha. El otro punto de fácil localización es el cruce  de la A-357 con la anterior (porque realiza un semicírculo completo que acaba aquí) al que se llega cuando se cruza el Arroyo del Capitán, muy cerca de un cortijo. Luego, en el periplo por los pinares, hacia el oeste siempre se llega a un tramo asfaltado.

Punto de no retorno: A partir del pinar del Cerro de la Laguna de Panza no es buena idea volverse. Es preferible seguir aunque haya un fuerte ascenso seguido por otro largo descenso.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: Se publicita una ruta circular (no balizada) para conocer todos los enclaves de la Reserva Natural Lagunas de Campillos, coincidente en parte con el recorrido del GR.

En cuanto a los caminos públicos tradicionales, hasta el Cortijo del Cerero (km 5) se utiliza el Camino de Campillos a Antequera yendo hacia el este. El quiebro que se describe hacia el sur persigue coger la Realenga de Carratraca, que llega hasta el Cortijo de Capacete (km 8.3), pero antes, en la Laguna de Camuñas, se le cruza la Cañada Real de Granada viniendo desde el sudoeste y continúa por su cuenta.

Desde el cruce del Arroyo del Boquerón hasta el del Capitán el que se toma es el Camino a Cerro Prieto.

 

Duración - 5:15 horas
Longitud - 23000 Km