Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Servicio Provincial Familia, Infancia y Adolescencia, 1988

Diputación de Málaga
Servicio Provincial Familia, Infancia y Adolescencia, 1988

Servicio Provincial Infancia y AdolescenciaEl Servicio Provincial de Infancia de la Diputación supuso históricamente, el grueso de los servicios y prestaciones sociales que entonces se ofertaban. En 1988 se efectuaría la Reforma de Infancia y reconversión de sus Centros, que fue pionera en Andalucía y constituyó un claro avance hacia un moderno enfoque de la problemática de este sector de población. El Servicio Provincial de Familia, Infancia y Adolescencia se creó como consecuencia de la aprobación del Proyecto de Reforma de Infancia y por acuerdo del Pleno de 27 de junio de 1988.

El objetivo fundamental que se planteaba al elaborar los documentos del Proyecto de Reforma, iba encaminado a mostrar la posibilidad, así como la necesidad de dar otro tipo de respuestas, a la problemática del menor, distinta a la institucionalización. Se entendía que había que empezar a romper con lo que se tenía (grandes centros de internamiento) para dar paso a un nuevo planteamiento, donde en vez de centrar la atención en el "menor" exclusivamente, se centraba en la "familia", ya que es en el seno de ésta donde se producen los problemas. Por ello, se centró la política de infancia en una dimensión socio-familiar con una clara orientación a la reinserción en el propio medio, así como a la prevención de internamientos, cuyos principales objetivos quedaron centrados en los siguientes:

  • Cuestionar el internamiento como única medida de tratamiento al menor. 
  • Fijar la atención en la familia como marco de referencia para una política integral de cara a la infancia y a las acciones preventivas. 
  • Trabajar la puesta en marcha y aplicación de nuevos programas elaborados y gestionados a través del propio servicio que garantizara el normal desarrollo del menor, tendentes a la superación de las situaciones de marginación.

En definitiva, el servicio era ya en 1990 el eje fundamental para todo tipo de actuaciones en el ámbito de los Servicios Sociales Especializados dirigidos a la Familia, Infancia y Adolescencia, así como el punto de encuentro y coordinación en los Servicios Comunitarios. Contaba además con un equipo multidisciplinar de asesoramiento, estudio y orientación que daba cobertura al desarrollo de dos funciones fundamentales: la de gestión y desarrollo de programas especializados de infancia, y por otra parte, la de apoyo y coordinación con los Servicios Sociales Comunitarios.

Al trabajar por programas, uno de ellos era el de Atención Residencial que contaba con un único centro concebido como un instrumento más para el desarrollo del propio programa del Centro Básico de Acogida y planteado con una triple funcionalidad: centro de observación y diagnóstico, centro de día y centro de atención residencial (internamiento).

En cuanto al tema de adopción, se desarrolla un programa denominado de ‘Sustitución Familiar’ que comprendía los subprogramas de "adopción" y "acogimiento familiar". Éste se aplicaba en aquellos casos donde la desestructuración familiar se mostraba irreversible, y siempre después de la inclusión de estos niños en otros programas que, previamente, hacía constatar la inviabilidad del retorno a la familia de origen. Con ello no se hacía más que darle continuidad al "equipo de adopción" que históricamente venía trabajando desde el Área de Servicios Sociales de la Diputación de Málaga, a la vez que se adaptaba el Programa a la nueva legislación.