Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Presentación

Diputación de Málaga
Presentación

Málaga, una provincia líder en RSC

EscritorioComo bien señala la propia Comisión Europea, todas las organizaciones  generan con su actividad impactos en el entorno en el que se desenvuelven, ya sean ambientales, sociales, económicos, laborales u otros. Y aunque la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), recientemente renombrada Responsabilidad Social Empresarial, ha sido un concepto nacido desde el ámbito privado, resulta incuestionable que las administraciones públicas, como entidades consumidoras y prestadoras de bienes y servicios, como impulsoras de políticas públicas y como organizaciones empleadoras, deben aplicarse sus objetivos.

Es más, las instituciones públicas, como en cualquiera de las acciones que realizan, deben adoptar el concepto de responsabilidad social con un carácter de ejemplaridad, con conductas responsables que vayan más allá de la legislación vigente.

Desde la Diputación de Málaga, que me honro en presidir desde 2011, hemos puesto en marcha y aplicado de forma continua políticas de responsabilidad social en todas las Áreas del Gobierno provincial. Pero con este Plan de Responsabilidad Social Corporativa 2017-2020 las integramos en un documento unitario que pretende ser la hoja de ruta para lograr el objetivo de que no sólo la Diputación sea un modelo en políticas de RSC, sino toda la provincia. Málaga debe ser un referente en España en políticas de buen gobierno, transparencia, responsabilidad social y ambiental

Tras un periodo de análisis y reflexión interna coordinado por la Delegación de Gobierno Abierto, Transparencia y Comunicación Corporativa y en el que han participado todas las Áreas de la Diputación, se ha elaborado este Plan con varios ejes y objetivos básicos, pero con una premisa común: la sostenibilidad.

La sostenibilidad ambiental será un factor vertebrador de todas las políticas de la Diputación de Málaga y su guía principal será la Carta Verde o programa ‘Málaga viva’, que ha elaborado el Área de Medio Ambiente. Forman parte de este eje el ambicioso Plan de Lucha contra el Cambio Climático con el que la Diputación pretende plantar un millón de árboles en este mandato, la permanente búsqueda de la eficiencia energética o, como último ejemplo, el reciente plan Reciclaje 100%.

Además de impulsar la administración electrónica, desde hace unos meses para todos los trámites y documentos de la Diputación de Málaga se utiliza papel reciclado. Aunque a simple vista pueda parecer baladí, hablamos de un volumen de casi 30 toneladas de papel al año, el equivalente a evitar la tala de medio millar de árboles adultos.

Otros ejes principales serán el laboral, con políticas para apoyar el voluntariado entre los trabajadores de la Diputación, o su uso de la bicicleta o transportes ‘limpios’, o el formativo o de liderazgo de estas políticas entre los 103 municipios de la provincia, a los que nos ofrecemos a ayudar para elaborar sus correspondientes planes de RSC. Ya colaboramos con entidades como la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), con la que celebramos cada año unas jornadas y premios para extender el uso de estas prácticas, y con el Colegio de Abogados de la provincia. Fruto de esa colaboración existe la Oficina de Intermediación Hipotecaria de Málaga, que ha evitado más de medio millar de desahucios en la provincia y en los últimos meses está asesorando a los malagueños a reclamar lo que les corresponde tras la reciente sentencia de las cláusulas suelo.

En el campo de la transparencia y buen gobierno, la Diputación va a ampliar y mejorar las herramientas de participación ciudadana, con un nuevo portal que recogerá las opiniones y propuestas de los vecinos sobre los asuntos que sean de su interés. También queremos mejorar la efectividad de nuestra comunicación corporativa, implantando en la provincia aquellas prácticas novedosas que hayan funcionado en otros territorios y países.

Lo apasionante de la Responsabilidad Social Corporativa es que se trata de una materia que no tiene fin, en la que siempre cabe la mejora, en la que el concepto japonés ‘kaizen’ tiene una de sus mejores expresiones: siempre podemos hacerlo mejor, siempre debemos hacerlo mejor. Ello redundará en el beneficio de todos los malagueños y en la búsqueda del objetivo de que Málaga sea una provincia líder, también en el campo de la responsabilidad social.

Elías Bendodo