Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

El sol, la playa y la gastronomía principales motivaciones de los turistas que visitan la Costa del Sol

Diputación de Málaga
Noticias

El sol, la playa y la gastronomía principales motivaciones de los turistas que visitan la Costa del Sol

Se incrementan otras motivaciones como las culturales y las de ocio

El destino comienza 2019 con energías renovadas tras cerrar el que fue el mejor año de su historia con 12.556.000 turistas

El sol, la playa y la gastronomía son las principales motivaciones de los turistas que visitan la Costa del Sol, según un informe realizado por Turismo Costa del Sol. Tras un análisis de las opiniones y características de los visitantes de la Costa del Sol a lo largo del 2018, se extrajeron determinados datos que permiten continuar mejorando las prestaciones que se le ofrecen a los turistas y conocer qué aspectos se deben potenciar para mejorar la atención y aumentar el número de viajeros hacia la Costa del Sol.

Casi nueve de cada diez turistas que viajaron hasta la provincia, lo hicieron por motivos vacacionales. Entre los motivos específicos vacacionales destacaron, en primer lugar, disfrutar del sol y la playa, seguidos por motivos culturales (y también city breaks), por gastronomía y conocer el interior y naturaleza de la provincia.

El perfil del turista que eligió la Costa del Sol se caracteriza por estar trabajando y con una edad media de 50 años, siendo la principal situación laboral la de trabajadores por cuenta ajena y autónomos, con siete de cada diez visitantes. Dos de cada tres turistas se declararon usuarios de redes sociales y de ellos, prácticamente la mitad, hacía uso diario y el otro ocasionalmente. Entre las redes más usadas destaca, sobre todo, Facebook, seguida de Instagram, Twitter y YouTube.

Más de la tercera parte de los turistas (37%) manifestaron que era su primera visita a la Costa del Sol. Al preguntarles de forma específica por diversos aspectos del destino, las calificaciones más altas fueron: atención y trato recibido (8,94), seguridad (8,86), entorno/interior (8,69), restauración (8,66). Al ser cuestionados acerca de si regresarán en los próximos tres años, siete de cada diez respuestas fueron afirmativas. Además, se mantuvo el alto grado de recomendación, situándose en el 98,1 % la cuota de turistas que afirmaron que recomendarían el destino.

Así, entre las actividades realizadas por los visitantes, cabe señalar las relacionadas con las rutas y visitas culturales, actividades de sol y la playa, de ocio nocturno y actividades gastronómicas (tapeos, restaurantes). Los municipios más populares para visitar, sin incluir la pernoctación, fueron Málaga, seguida de Marbella, Ronda, Nerja y Mijas.

Las tipologías de alojamiento turístico más solicitados por los turistas son los hoteles de 4 estrellas, seguido de las viviendas y apartamentos alquilados y los hoteles de tres estrellas. Los regímenes hoteleros de mayor consumo en el establecimiento fueron “alojamiento y desayuno”, seguido de “media pensión”. Por término medio, el turista disfrutó de una estancia media en la provincia de 8,3 días y el gasto diario medio dejó unos 99,32 euros por persona que viajó a la Costa del Sol.

El avión fue el principal medio de transporte utilizado por los turistas para llegar a la Costa del Sol, elegido por casi las dos terceras partes de los turistas y seguido del vehículo privado. Una vez en el destino Costa del Sol, el vehículo (propio o alquilado), seguido del autobús y del tren cercanías, fueron los medios de transporte más utilizados.

Esta encuesta de valoración del destino permitirá enfocar las acciones de promoción y cambios en la oferta de la Costa del Sol, que el pasado año batió una vez más sus cifras turísticas hasta alcanzar los 12.556.000 visitantes, con crecimientos del 4,05% del mercado nacional y un leve descenso del 1% del mercado internacional. Los ingresos por turismo ascendieron a 14,2 mil millones de euros, un +2,5% sobre 2017, mientras que el empleo turístico aumentó un 4,2% hasta alcanzar los 173.800 empleos ligados a la actividad turística.