Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Manuel Barbadillo Nocea

Diputación de Málaga
La Institución
Distinciones y Honores
Menú
Hijos e Hijas Predilectos/as
Hijos e Hijas Adoptivos/as
Medallas de Oro
Medallas de plata
Hijos e Hijas Adoptivos/as
Manuel Barbadillo Nocea
  • Fecha de Acuerdo del Nombramiento: 7 de Septiembre de 2003
  • Fecha de Entrega: 30 de Noviembre de 2004
  • Lugar de Entrega: Centro Cultural Provincial

Manuel Barbadillo NoceaManuel Barbadillo Nocea, nace en Cazalla de la Sierra, Sevilla, el año 1929, aunque terminará por afincarse en la localidad malagueña de Torremolinos. Contaba entre sus últimos galardones con el Premio “Pablo Ruiz Picasso”, que recibió en 1999. Manuel Barbadillo mostró, desde la infancia, gran afición al dibujo y hacia los 12 años entró como aprendiz en el estudio del pintor sevillano José Arpa, con quien permanecería dos o tres años, según informó la Obra Cultural de la Caja San Fernando. Después continuó su formación artística de forma autodidacta, aunque asistiendo a algunas clases nocturnas en la Escuela de Artes y Oficios de Sevilla, mientras realizaba estudios de Bachillerato y de Derecho.

Poco después de concluir sus estudios decidió dedicarse a la pintura y en 1954 expuso por primera vez obras en el Ateneo de Sevilla. Entre 1955 y 1959 viajó por Europa y el norte de África, y trabajó gran parte de este tiempo en Marruecos, donde su obra evolucionó desde su realismo inicial al informalismo, y posteriormente, entre 1959 y finales de 1962, residió en Nueva York, pasando en este tiempo su pintura del "informalismo de acción" al de "materia", y de éste a un objetualismo que en su última fase tenía la reiteración, las pautas y el ritmo como elementos predominantes.

Pintura abstractaHacia 1964 su obra empieza a mostrar las características cibernéticas de su estilo modular y en 1968 asiste a un curso sobre ordenadores en el recién inaugurado Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid, donde utilizó por primera vez el ordenador como un instrumento artístico, instrumento que continuaría usando después en su casa, tras la aparición de los ordenadores personales. Barbadillo fue miembro fundador del grupo "Nueva Generación" de Madrid, del colectivo Palmo de Málaga, y de los seminarios sobre Arte y Ordenador.

El pintor, cuyas obras se distinguen por sus formas geométricas que se repiten y por emplear sólo el blanco, el negro y el marrón oscuro, conformaba sus cuadros a base de "módulos" o formas geométricas menores que van conformando el conjunto de cada cuadro y que siempre encuentran una contrapartida u oposición, como sucede en el orden universal, con la noche y el día, lo masculino y lo femenino o lo grande y lo pequeño.

Figura destacada en la pintura en Málaga durante la segunda mitad del siglo XX: la coherencia y el inusual rigor de su trayectoria estilística, la práctica de la pintura entendida como un proceso paralelo a la producción del pensamiento, su filiación inequívoca a la neovanguardia internacional, su valiosa contribución a la definición de uno de los lenguajes más característicos de la neovanguardia de los sesenta y setenta.

Pintura abstractaA partir de 1960 se desarrolla lo que el propio pintor ha calificado de "obra abstractainformalista", dominada al principio por un expresionismo abstracto de gran variedad cromática que, en poco tiempo verá drásticamente reducido el color hasta derivar en cuadros muy sobrios, monocromos. La incorporación de diversos elementos al lienzo, cuyo resultado es la realización de collages y cuadros-objeto, son también hallazgos de esta etapa. Hacia 1962, la pintura de materia deriva en curiosas estructuras de repetición, si bien continúa apareciendo la reiteración de formas iguales. A partir de 1964 se incia el periodo de la sintaxis modular, aun hoy en pleno desarrollo.

Manuel Barbadillo fallecería el 7 de septiembre de 2003 en nuestra tierra, por lo que recibiría el nombramiento de "Hijo Adoptivo de la Provincia", a título póstumo, en reconocimiento a su trayectoria personal y profesional. Su viuda Jane Weber, agradeció en el acto celebrado, el 30 de noviembre de 2004, en el Centro Cultural Provincial, la distinción con unas recordatorios palabras "a Manolo le hubiese gustado machismo, ya que se sentía muy bien en Málaga y donde se encontraba muy cómodo”. Igualmente manifestó que tras vivir en Estados Unidos, Manuel Barbadillo no quería más que regresar a Málaga, pues entre otras aspectos, echaba de menos la luz de esta provincia.