Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Malagueña

Diputación de Málaga
La Institución
Patrimonio Histórico Artístico
Menú
Introducción
Edificios
Obras Artísticas
Obras Artísticas

La Diputación de Málaga, cuenta en su patrimonio con una gran colección de obras artísticas: pinturas, cartografía, esculturas y artes decorativas.
 

Escultura
Malagueña

Datos generales

  • Autor: José María Palma Burgos
  • Fecha: 1.970
  • Materiales: Mármol blanco veteado
  • Procedencia: Compra de la Diputación
  • Localización: Edificio Diputación de Málaga. Descansillo entre la planta baja y la primera
  • Número de catálogo: 542

Descripción

MalagueñaEn unión de sus hermanos, Francisco y Mario, José María Palma Burgos inció su andadura artística bajo la égida de la estela que su progenitor, el también escultor Francisco Palma García, había dejado impresa en el mundillo cultural malacitano. A diferencia de ellos, José María Palma ha sido el único miembro de la dinastía que ha sabido impregnar de aires renovadores más conclusivos a su ecléctica producción escultórica, aproximándola a los logros e investigaciones de las vanguardias, aunque sin llegar a la ruptura absoluta con los dictados del realismo tradicional. En este busto, Palma pretende efigiar la caracterización «racial» de un tipo femenino supuestamente vernáculo. Sin embargo, lo que aspira a ser una prospección «antropológica» acaba derivando en un ejercicio folclórico que sucumbe frente al fácil y manido tópico iconográfico de la fémina bravía de facciones agitanadas, hijo de esa falsa imagen de «lo andaluz» tan prodigada como reclamo turístico durante la época del desarrollismo español. Para incidir en ese factor castizo, esta malagueña ha sido captada de perfil y con la cabeza levantada, con vistas a destacar la rotundidad de los volúmenes, la altivez de la mirada y una expresividad demasiado temperamental como para creerla espontánea. El tratamiento plástico, un tanto brusco, se fundamenta en la delimitación de extensas superficies escultóricas que permiten conseguir volúmenes limpios y cortantes, sin detenerse en detallismos.

El artista interpreta al personaje como una mujer madura de rostro curtido, frente despejada, labios gruesos, mentón partido y abultado y pómulos salientes. El hundimiento de los ojos, el efecto saliente de los párpados y el remarcamiento de las cejas introducen un matiz deformante de incipiente ilación expresionista. El contorno de la cabeza está rodeado por la larga cabellera lacia, recogida en la nuca con un moño y dejando sueltas algunas guedejas ondulantes que ,discurren por la espalda, cubriendo parte del hombro derecho. El escultor deja sin pulir la superficie capilar, procurando un contraste visual, emotivo y matérico con las áreas desnudas. El mismo procedimiento lo repite en la base el busto que aparece cortado a la altura de los senos y «sustentado» por un friso del material en bruto donde son perfectamente apreciables las muescas dejadas por el cincel.