Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Mujer

Diputación de Málaga
La Institución
Patrimonio Histórico Artístico
Menú
Introducción
Edificios
Obras Artísticas
Obras Artísticas

La Diputación de Málaga, cuenta en su patrimonio con una gran colección de obras artísticas: pinturas, cartografía, esculturas y artes decorativas.
 

Escultura
Mujer

Datos generales

  • Autor: Ricardo Dávila
  • Fecha: 1.972
  • Materiales: Madera
  • Procedencia: Donación del autor en enero de 1.973
  • Localización: Centro Cívico. Servicio de Publicaciones
  • Número de catálogo: 532

Descripción

MujerRicardo Dávila nació en un pueblo coruñés, en 1943. La preocupación por el dominio del soporte, la gran sencillez de líneas, la conjunción de convexidades y concavidades, el contraste entre perfiles redondeados y angulosos, y el deseo de lograr la complicidad de la luz para dar movilidad a sus creaciones constituyen, en síntesis, las claves estilísticas de la escultura de Ricardo Dávila. Esta Mujer es una interesante muestra de su interés por ahondar en la simplificación volumétrica, sin menoscabo del referente «clásico», que permite al espectador recrearse en unas formas corporales femeninas, que no por escuetas dejan de mostrarse insinuantes y sometidas a unas sugerentes y provocadoras cadencias lineales. Contribuye a dicho afán la ejecución de la pieza en maderas vistas, tales como la ukola, caoba y palo de coral pues, como ha escrito Rafael Blanco, esta materia es cálida y sus figuras al contemplarlas dan la impresión de tener calor humano, producen ternura y hasta un deseo de contacto, incitando a pasar los dedos por su superficie, acariciando sus líneas, que comunican una agradable sensación de amor, de simpatía, un no sé qué de atracción [ ... 1 Trata con respeto y amor a  la maternidad, unida a una expresión de perplejidad y de misterio [ ... 1 En sus tallas Dávila va intuyendo la existencia de una antimateria, de una antiforma y de que plasmarla es puro fenómeno de tiempo. A mayor velocidad de pensamiento, las líneas se hacen más fugaces, más irreales, se escapan, son más intangibles, más etéreas. El tiempo hace aparecer la dislocación de la forma [ ... 1.