Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

El Hogar de Nazareth

Diputación de Málaga
La Institución
Patrimonio Histórico Artístico
Menú
Introducción
Edificios
Obras Artísticas
Obras Artísticas

La Diputación de Málaga, cuenta en su patrimonio con una gran colección de obras artísticas: pinturas, cartografía, esculturas y artes decorativas.
 

Pintura
El Hogar de Nazareth

Datos generales

  • Autor: Anónimo
  • Fecha: Siglo XVIII
  • Materiales: Pintura al óleo sobre lienzo, con marco de madera
  • Procedencia: Adquirido con el inmueble
  • Localización: Casa de los Colarte, Casa-Museo de Antequera.
  • Número de catálogo: 7

Descripción

El Hogar de NazarethLos libros de meditación, los sermones y la fértil imaginación de los predicadores constituyeron permanentes fuentes de sugerencias para la creación de los motivos iconográficos más inverosímiles. La infancia de Cristo fue, sin duda, uno de los ciclos más proclives a ello, vista la ausencia de referencias y testimonios literarios fiables que documentarían tan misterioso período. Se entiende, por tanto, que los comitentes y los artistas hiciesen causa común en la difusión de escenas apócrifas, donde la carencia de calidades artísticas se suple con buenas dosis de imaginación, que lindan con el misticismo más exaltado, incontrolado y visionario.

Así sucede en el lienzo analizado, donde se plasma una escena ingenua de carácter intranscendente, devoto y hasta pueril, evocadora de tradiciones literarias y costumbristas de hondo sabor popular. Mientras San José trabaja en el taller de carpintero y la Virgen lava los pañales en una fuente rodeada de macetas, una corte de angelotes velan el sueño del Niño dormido en la cuna. Al mismo tiempo, otros ángeles asisten a la Madre en el pintoresco tendedero que aparece al fondo del cuadro. Encaramados entre las nubes, tres querubines contemplan el episodio. La torpeza del pintor se percibe en su escasa habilidad para componer con soltura una escena con varios personajes, a los cuales tiende a alinear horizontalmente con evidente inclinación a la frontalidad de cada figura. Idéntico juicio de valor cabe aplicar a los ostensibles errores de perspectiva y dibujo y a la estridencia del colorido.