Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Palacio de Valdeflores

Diputación de Málaga
La Institución
Patrimonio Histórico Artístico
Menú
Introducción
Edificios
Obras Artísticas
Edificios

Fachada del Palacio ProvincialLa Diputación Provincial posee un amplio equipamiento en cuanto a edificios se refiere, en distintas zonas de la ciudad, donde están instalados las diferentes áreas o servicios. 

Todos ellos están en Málaga capital, excepto la Casa de los Colarte que se encuentra en Antequera.

Palacio de Valdeflores

Fachada Palacio de ValdefloresEn principio, la calle Carretería, que iba desde la Puerta de Buenaventura hasta puerta Nueva, debe su origen a la urbanización cristiana del foso situado al pié de la dicha muralla musulmana, recibiendo el nombre de calle San Francisco, pues al otro lado de ese foso se establecería en 1485 el convento Franciscano de San Luis el Real. Posteriormente, esta larga calle adquiriría el nombre que ha llegado a nosotros por su funcionalidad, ya que era el principal acceso a la ciudad del tráfico de carretas que transportaban mercancías, y al ser prohibida la entrada de las mismas, por otras arterías urbanas, debido a las molestias que causaban a la población. Así pues, la vía que partía antiguamente desde la Puerta Nueva, era tránsito obligado de cualquier mercadería que por tierra entraba a Málaga.

Se urbanizó primeramente la acera derecha, pues la izquierda era ocupada por el mencionado foso que se iría cubriendo, por los cercanos vecinos, con escombros hasta convertirse así en un muladar lleno de aguas insanas de los arroyos, y teniendo que ser limpiado regularmente por el Ayuntamiento, de ahí que un bando del cabildo 31 de octubre de 1721 acordó ceder solares sin pensión y con la obligación de limpiar a su costa todos los años la parte correspondiente del foso. En consecuencia, a principios del s.XVIII, se dictó una serie de disposiciones por las que se cedían solares a quienes quisieran labrar casa y acondicionar su parte de terreno. Esta favorable disposición hizo que algunas familias señeras se trasladaran a esa zona de Carretería, convirtiéndose finalmente en una calle comercial en la que se establecerían fábricas de tapices, sargas, terciopelos, y tiendas de droguería, perfumería, tabaco, etc. 

El antiguo Palacio de Valdeflores, adosado a la muralla, es obra de fines del s.XVIII con adiciones del s.XIX, levantándose a través de bajo, entresuelo y dos pisos. Con una anchura de 17,25 m., presenta un paramento enlucido y austera portada adintelada de mármol blanco construida a base de pilastras cajeadas sobre pedestal con venera y campanillas colgantes en su mitad superior. Sobre el mismo dintel, se abre un sencillo balcón central, del primer piso, que es acompañado por otros balcones adintelados con embocadura en la parte superior que imitan sillares de piedra y volada rejería. En el segundo piso se sitúan igualmente balcones con rejería, también volada en eje con los vanos del primero. Tanto en uno como en otro piso, se emplazan en el extremo distintos cierros o miradores, rematándose el inmueble con una cornisa y canal de desagüe que se sustenta con clavos incrustados.

Al interior se accede por un zaguán con zócalo de mármol y rejería, cerrándose la puerta sobre gradas frontales que permiten el paso al patio de planta cuadrada, aunque poligonal en su alzado, donde se elevan columnas toscanas de mármol con molduras convexas en la base sobre plinto que sustenta en tres lados una arquería dieciochesca de medio punto, y sobre ésta las galerías acristaladas de los pisos. En el lado izquierdo del patio se abre la escalera con balaustrada clásica, en mármol blanco, que da acceso a las dependencias superiores que aún conservan algunos elementos originales como chimeneas e interesantes techos con pinturas al óleo sobre lienzo de José Fernández de Alvarado, que datan de 1896 1986, y otros espacios.