Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Diego Carrasco, embajador ‘in memoriam’ del programa +deporte+mujer de la Diputación de Málaga

Diputación de Málaga
Noticias

Diego Carrasco, embajador ‘in memoriam’ del programa +deporte+mujer de la Diputación de Málaga

El recientemente fallecido entrenador de balonmano ha sido uno de los pilares del desarrollo en categoría femenina, a todos los niveles, de esta disciplina deportiva, en pista y en playa, en la provincia malagueña y fuera de ella

Hay personas cuya sombra es tan alargada que desarrollan con un esfuerzo constante una labor que germina en lo esencial, aportando la mayor de las riquezas para una sociedad: crean cultura. Y si ha habido una persona que ha creado esa cultura deportiva en la provincia malagueña, para darle un mayor impulso al balonmano practicado por niñas y mujeres, ese fue Diego Carrasco Becerra.

Por tanto, el programa +deporte+mujer de la Diputación de Málaga recoge el legado de Diego Carrasco, nombrándolo embajador a título póstumo por ser uno de los pilares en los que se ha fomentado el altísimo nivel en la categoría femenina del balonmano malagueño, donde ya en la temporada 2003/04, formando parte del Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol, recibió el Premio al Fomento del deporte femenino de Diputación.

Pero, sobre todo, porque el técnico malagueño era un convencido de las categorías femeninas y de impulsarlas desde la base, inculcándole a las niñas los valores del deporte en equipo y la pasión por el balonmano que contrarrestaba día a día con uno de los ejes rectores de +deporte+mujer, frenar el abandono de la práctica deportiva de las niñas en edad escolar. Gracias a la labor de Diego Carrasco con todo tipo de herramientas a su alcance se ha logrado que el balonmano en la provincia de Málaga sea un auténtico ejemplo y haya marcado el camino a seguir.

El malagueño (30/12/1969), que falleció el pasado 18 de julio, era la punta de lanza del balonmano malagueño, logrando que llegaran los éxitos, ascensos y resultados en categorías femeninas desde hace un cuarto de siglo, brillando en el horizonte del próximo curso otra Copa de la Reina en Málaga, concretamente, en Alhaurín de la Torre.

Logró el título de Entrenador Nacional de Balonmano en 1994 y fue entonces cuando se vinculó al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol, con el que participó en División de Honor desde 2014 y del que asumió en 2004 la dirección técnica. Para cualquier otra persona hubiera resultado agotador este vaivén de emociones, ya que el equipo costasoleño luchó en 1998 por el ascenso a la que en aquella época era la máxima categoría del balonmano femenino español (la liga ABF); aguantaron dos temporadas en la élite, e incluso en el curso 2000/01 fue el entrenador del equipo de las estrellas femenino en Vera, Almería.

Pero costaba mucho esfuerzo (económico y vital) estar arriba y desde 2002 hasta 2008 el conjunto malagueño militó en la Primera División Nacional Femenina participando en cinco fases de ascenso. Fue en 2010 cuando llegaron a la División de Honor Plata, disputando en los tres años siguientes, y de forma sucesiva, la fase de ascenso a División de Honor, quedando terceras de España en las tres ocasiones.

Cualquier otro entrenador podría haber arrojado la toalla, pero Diego Carrasco no. Lejos de rendirse, apostó aún más por el sueño del ascenso, que llegó en 2014. En total dirigió al conjunto malagueño siete temporadas en División de Honor, tres en División de Honor Plata y en su palmarés brillan las copas de Andalucía logradas en 2011, 2012, 2013, 2015, 2016, 2017 y 2018.

Además, vivió el sueño de jugar y acoger una Copa de la Reina y de competir en Europa, en la Copa Desafío (Challenge Cup). Este hito hizo que el club fuera galardonado con el Premio Andalucía de los Deportes 2018 al Mejor Equipo Femenino de Andalucía 2018.

Diego centralizaba el balonmano femenino de la provincia, siendo también el seleccionador del equipo de esta disciplina de la Universidad de Málaga (UMA), con el que logró, desde 2002, dos oros, tres platas y cinco bronces en campeonatos de España y nueve oros y dos plantas en el andaluz universitario.

Concretamente a él, en el curso 2013/14, la UMA le otorgó el Premio a los Valores Deportivos y, en 2014/15, se le concedió el Premio de la Delegación Territorial de la Federación Andaluza de Balonmano en la categoría Labor Técnica como reconocimiento a su trayectoria.

Y no solo fue profeta en su tierra, ya que tal como demuestran los mensajes de condolencia de las federaciones europea y mundial de balonmano, la figura de Diego Carrasco fue reconocida a nivel nacional e internacional, sobre todo por su trabajo sobre la arena. Desde 2012 fue seleccionador del combinado español juvenil femenino de balonmano playa con podios en europeos de la categoría.

El último año dio un nuevo salto en su trayectoria deportiva, lo nombraron seleccionador nacional de balonmano playa, logrando en su debut con el combinado femenino absoluto en Maspalomas la plata en el I Torneo Internacional de España. Pero el verdadero examen llegó con un quinto puesto en el Campeonato de Europa de Balonmano Playa 2019.

Todo ello potenciando su faceta de empresario, impulsado por su formación en Económicas en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UMA, en la que se licenció en 1998. Llegó a ostentar la dirección en Hierros El Viso Málaga SL desde febrero de 2016 gracias a su capacidad de trabajo.