Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Álora celebra la fiesta de las Sopas Perotas con 7.000 raciones de este tradicional plato

Diputación de Málaga
Noticias

Álora celebra la fiesta de las Sopas Perotas con 7.000 raciones de este tradicional plato

El municipio de la comarca del Guadalhorce celebra hoy la XIV edición de este festejo gastronómico declarado de Singularidad Turística de la Provincia

Como cada año el primer fin de semana de octubre el municipio aloreño del Valle del Guadalhorce rinde homenaje a uno de sus platos más tradicionales, las sopas perotas.

El diputado de Participación y Cooperación Internacional, Félix Lozano, se ha desplazado hasta Álora junto a la directora de Desarrollo Económico y Productivo, Leonor García-Agua, para celebrar la XIV edición de esta fiesta declarada de Singularidad Turística en la que se repartirán unas 7.000 raciones de sopas perotas acompañadas de aceitunas Manzanilla Aloreña.

La jornada gastronómica ha comenzado en la Plaza Baja de la Despedía, la plaza más antigua del municipio, sobre las 12:00 horas con la apertura de la zona de venta, mercadillo de productos artesanales, muestra de oficios antiguos, actuaciones musicales, pandas de verdiales y talleres infantiles.

En este sentido Lozano ha recordado que se trata de una cita imprescindible para conocer y degustar la amplia oferta gastronómica de Álora y del Guadalhorce, además de propiciar la ocasión perfecta para visitar el patrimonio cultural y artístico del municipio con las visitas guiadas por los monumentos.

Las sopas perotas son un plato apto para vegetarianos y veganos y como en ediciones anteriores los celíacos también han podido degustar sus raciones sustituyéndose la hogaza de pan por pan de maíz. La receta  de las sopas perotas nace en el campo y era un plato elaborado por los jornaleros con los ingredientes que tenían más a mano: pan duro, tomate, cebolla, ajo, pimiento, patata, espárrago, aceite y sal, y lo acompañaban de la fruta de temporada como la naranja o la uva, o incluso pepino.