Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

El saneamiento económico de la Diputación permite el acceso de todos los municipios al programa extraordinario de inversiones

Diputación de Málaga
Noticias

El saneamiento económico de la Diputación permite el acceso de todos los municipios al programa extraordinario de inversiones

La institución provincial logra flexibilizar los requisitos que deben cumplir las entidades locales, lo que posibilita que la totalidad de los ayuntamientos puedan beneficiarse del Programa de Inversiones Financieramente Sostenibles 2015

La buena situación económica y financiera de la Diputación de Málaga permitirá que todos los municipios de la provincia puedan acceder al Programa de Inversiones Financieramente Sostenibles 2015 (PIFS) con la flexibilización de los requisitos que han de cumplir los municipios para poder participar en él.

De esta manera, aquellos municipios de la provincia que podrían haber quedado excluidos, tendrán la posibilidad de  beneficiarse de este programa, que contempla una inversión de 26 millones de euros en la provincia y cuya dotación presupuestaria se aprobó en el último pleno del 17 de septiembre.

Los requisitos financieros exigidos a los ayuntamientos para poder participar en ese programa extraordinario de inversiones se centraban en que su ratio de endeudamiento fuera igual o inferior al 110%, que el remanente de tesorería para gastos generales en la liquidación del presupuesto de 2014 fuera positivo, que el periodo medio de pago no superase el plazo de 30 días y que tuviesen superávit presupuestario.

Con estos requisitos, algunos de los municipios de la provincia no habrían podido realizar las actuaciones previstas y aprobadas. Ante ello, la Diputación, tras realizar las gestiones oportunas, ha podido confirmar la posibilidad de trasladar la actual interpretación ministerial de la normativa estatal al PIFS. Por lo que finalmente, no se exigirá a los municipios el cumplimiento de aquellas exigencias cuyo incumplimiento no conlleve la obligación de elaborar un plan económico financiero.

“Puesto que la Diputación de Málaga –ha explicado hoy la diputada de Economía, Hacienda y Relaciones Institucionales, María Francisca Caracuel- está en disposición de certificar el cumplimiento de los indicadores financieros exigidos en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, se les exime a los municipios malagueños de cumplir dichas exigencias para 2015”.

“Esta nueva interpretación –ha añadido la diputada- va a posibilitar que aquellos municipios de la provincia, que en principio no cumplan con todos los requisitos inicialmente exigidos, se beneficien de actuaciones financiadas por la Diputación. Y no conviene olvidar que estas iniciativas son posibles gracias al saneamiento financiero efectuado por el equipo de gobierno de la Diputación de Málaga, que pasó de una Administración en quiebra a otra financieramente sostenible”.

Caracuel ha recordado que el saneamiento económico de la Diputación de Málaga, que se ha despojado de la deuda bancaria y de los impagos a proveedores que llevaba arrastrando este organismo hasta 2011, ha permitido a esta institución destinar su superávit de 2014 a inversiones y no a cancelar deuda bancaria.

Inversión por 26 millones de euros

El último pleno de la Diputación, celebrado el 17 de septiembre, aprobó la modificación de crédito y los trámites necesarios que permiten disponer de 26 millones de euros para la realización de este plan extraordinario de inversiones, que contempla actuaciones en toda la provincia.

De los 26 millones de inversión, se destinarán 17.631.645 euros a realizar obras en las vías públicas; 3.366.993 euros, para acometer reformas de parques y jardines; 973.917 euros, al arreglo y acondicionamiento de caminos vecinales; 681.420 euros, a rehabilitación y reparación de infraestructuras e inmuebles del servicio público; 650.887 euros, al alumbrado público; 508.919 euros, a la redacción de proyectos y construcción de naves en polígonos industriales, y 504.000 euros, a la reparación y prolongaciones de carreteras.

Igualmente, 445.000 euros se dedicarán a la mejora de los recursos hidráulicos; 380.000 euros, a reformas de equipamientos hoteleros; 350.219 euros, al abastecimiento domiciliario de agua potable; 350.013 euros, a actuaciones para la ordenación del tráfico y del estacionamiento; 204.780 euros, al alcantarillado; 125.000 euros, a la mejora de las estructuras agropecuarias y de los sistemas productivos con la construcción de viveros e instalación de tuberías para riego; 75.000 euros, al comercio; 68.728 euros, que se destinarán a la protección y gestión del patrimonio histórico y del medio ambiente; y 25.000 euros para la recogida, gestión y tratamiento de residuos.