Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

La Diputación destina dos nuevos fondos de ayuda de siete millones de euros para municipios menores de 25.000 habitantes

Diputación de Málaga
Noticias

La Diputación destina dos nuevos fondos de ayuda de siete millones de euros para municipios menores de 25.000 habitantes

Se dedican cuatro millones de euros al Fondo de Liquidez Provincial para anticipos o préstamos sin intereses a los pueblos con problemas de tesorería

Se incrementa en tres millones el Plan de Asistencia y Cooperación, cuya dotación final de este año queda en 27,7 millones

La Diputación de Málaga va a destinar dos fondos extraordinarios de ayuda, por un importe global de siete millones de euros, para atender necesidades urgentes de las 92 entidades locales menores de 25.000 habitantes. Por un lado, se dedican cuatro millones de euros al Fondo de Liquidez Provincial para anticipos o préstamos sin intereses a los pueblos y, por otra parte, se incrementa en tres millones de euros el Plan Provincial de Asistencia y Cooperación, que, de esta forma, aumenta su dotación de este año hasta los 27,7 millones de euros.

El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, ha presentado hoy estos nuevos fondos de siete millones de euros, que proceden del remanente de la liquidación del presupuesto de 2015 y que pretenden reanimar y reactivar las economías locales.

Bendodo ha explicado que “son actuaciones que podemos llevar a cabo gracias a la buena situación económica de la Diputación de Málaga, con una solvencia y un equilibrio presupuestario que nos permite seguir invirtiendo en los municipios, dedicar más dinero a gasto social y, a la vez, continuar reduciendo nuestra deuda con los bancos”.

En cuanto a la primera de las medidas, ha concretado que se va a aprobar un Fondo de Liquidez Provincial, similar al que realizó el año pasado, para ayudar a los municipios menores de 25.000 habitantes a hacer frente a sus problemas de tesorería. En este sentido, todos los ayuntamientos menores de 25.000 habitantes podrán optar a los cuatro millones de euros para, por ejemplo, atender el abono de facturas pendientes de pago.

Los municipios interesados tendrán que realizar una memoria descriptiva de la insuficiencia financiera que presenta la entidad, con análisis de las causas que la han originado y el establecimiento de las medidas correctoras de obligado cumplimiento que se consideren necesarias para evitar que vuelvan a producirse.

Este Fondo contará con tres líneas de actuación: por un lado, anticipos para financiar deudas acumuladas antes del 31 de diciembre del año pasado, que deben devolverse en un plazo de dos año y medio; por otro lado, anticipos para financiar obligaciones generadas durante este año, que deben devolverse en un año; y, por último, anticipos para refinanciación de operaciones de crédito que ya tengan los ayuntamientos, y que cuentan con un plazo de devolución de 10 años.

El año pasado, 15 municipios se acogieron a este fondo, que fue de 7 millones de euros, lo que supuso un alivio importante para las arcas de esos ayuntamientos, y sirvió también para que muchos pequeños proveedores, los principales afectados por la demora en los pagos, pudiesen cobrar deudas pendientes.

Incremento del Plan de Asistencia y Cooperación

Por otra parte, también con parte del remanente de tesorería, se va a incrementar en tres millones de euros el Plan Provincial de Asistencia y Cooperación de este año. A finales del año pasado, ya hubo un acuerdo unánime entre todos los grupos políticos de la Diputación para aumentar un 10% las cantidades del Plan de Concertación, dotado este año con 24,7 millones de euros.

A esta cantidad hay que sumar ahora tres millones de euros más, que se distribuirán en las 92 entidades locales menores de 25.000 habitantes.

La cantidad que corresponda a cada municipio se transferirá antes de final de año como fondos incondicionados, por lo que los ayuntamientos podrán dedicar el dinero a lo que consideren prioritario: la realización de alguna inversión, el abono de facturas o el pago de nóminas.

El presidente de la Diputación ha destacado que estos nuevos fondos son un reflejo de que “la institución provincial está para servir y para ayudar a los municipios, y lo hemos demostrado este año con dos planes de inversión de 50 millones de euros, con los 86 millones de euros que les transferimos durante 2015 para pagos y con los cuatro millones de euros que destinamos este año al Fondo de Liquidez Provincial”.

Solvencia económica

Elías Bendodo ha enfatizado que estas medidas se pueden poner en marcha gracias a la solvencia económica de la institución, que se refleja en datos como el periodo medio de pago a proveedores, que en agosto fue de 9,25 días.

Igualmente, ha anunciado que este mes “se amortizarán de forma anticipada 3,7 millones de euros de la deuda con los bancos, por lo que a final de año la deuda financiera será de 47 millones, cuando en 2011 se encontraba en 300 millones de euros”.