Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Una treintena de personas con diversidad funcional del valle del Guadalhorce participan en los espacios de aprendizaje inclusivo de La Noria y la Asociación Imagina

Diputación de Málaga
Noticias

Una treintena de personas con diversidad funcional del valle del Guadalhorce participan en los espacios de aprendizaje inclusivo de La Noria y la Asociación Imagina

El proyecto ‘Pueblos de Colores’ fomenta la independencia y el desarrollo de competencias de menores y jóvenes con diversidad funcional, además de incentivar el establecimiento de grupos de apoyo para familias y salidas de convivencia inclusivas

La iniciativa de la Asociación Imagina se enmarca dentro del convenio de colaboración entre la Diputación de Málaga y la Obra Social ‘la Caixa’

El centro de innovación social La Noria junto a la Asociación Imagina ha creado dos espacios de encuentro y aprendizaje inclusivo compartido en los municipios de Álora y Pizarra, ambos pertenecientes a la comarca del Guadalhorce, donde más de treinta familias y treinta y dos personas usuarias se han beneficiado de la atención a personas con diversidad funcional durante cinco meses, de julio a noviembre.

El programa ‘Pueblos de Colores’ ha ofrecido talleres para fomentar la independencia y el desarrollo de las competencias claves de menores y jóvenes con diversidad funcional, el establecimiento de grupos de apoyo para familias, además de salidas de convivencia inclusivas con temáticas en relación al territorio.

La iniciativa, desarrollada por la Asociación Imagina, se enmarca en el convenio de colaboración entre la Diputación de Málaga y la Obra Social ‘la Caixa’ para el apoyo a proyectos de innovación social, y además cuenta con la colaboración de los Ayuntamientos de Pizarra y Álora.

Ana Mata, vicepresidenta y diputada de Igualdad e Innovación Social de la Diputación de Málaga, ha explicado que se trata “de un proyecto que atiende una necesidad latente en las zonas rurales como es la atención a la diversidad funcional, y junto a la Asociación Imagina abordamos un reto a través de la implantación de un programa innovador personalizado y de aprendizaje en conexión con el territorio”.

El programa de formación para menores y jóvenes con diversidad funcional ha trabajado la independencia, la psicomotricidad, el desarrollo de capacidades y las terapias alternativas a través de talleres semanales en los municipios de Pizarra y Álora, trabajando cada mes en torno a una temática como la creatividad, el huerto, los animales y sus productos, el cine y la música, la cocina de temporada y las fiestas tradicionales.

Además, ‘Pueblos de Colores’ pone acento en la coeducación y la educación inclusiva. Enseña también a valorar la inclusión entre iguales, creando conocimiento, empatía y un sistema de apoyo en la infancia y en las familias. 

Asimismo, ha ofrecido asesoramiento psicológico a través de grupos de apoyo con profesionales y también ha generado espacios formativos con expertos locales, generando oportunidades de capacitación para la profesionalización de una actividad sostenible que parte de dar respuesta a una necesidad urgente.