Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

La Diputación transforma el Centro Básico en La Noria, una incubadora de proyectos sociales para la infancia y la juventud

Diputación de Málaga
Noticias

La Diputación transforma el Centro Básico en La Noria, una incubadora de proyectos sociales para la infancia y la juventud

El presidente de la institución provincial, Elías Bendodo, destaca que es una iniciativa “pionera en Andalucía y un ejemplo de colaboración público-privada

La Fundación Luis Olivares y las asociaciones Montessori, AMAFUYU y la de Nuevos Residentes y Extranjeros de Málaga ya participan en la iniciativa

La Diputación de Málaga ha puesto en marcha La Noria, una incubadora de proyectos sociales dirigidos a la infancia y la juventud que toma el relevo al Centro Básico de Acogida (CBA) en las instalaciones situadas junto al hospital Materno-Infantil.

El presidente de la institución provincial, Elías Bendodo, que ha estado acompañado por la vicepresidenta tercera y responsable del área de Ciudadanía, Ana Mata, ha destacado que se trata de “una iniciativa pionera en Andalucía y un ejemplo de colaboración público-privada enfocada a la innovación social”, de manera que se activarán procesos tradicionales o tareas novedosas con la participación de la comunidad y sus beneficiarios. También ha asistido la diputada de Centros de Atención Especializada, Emiliani Jiménez.

La Noria se centrará en los sectores de la población que más precisan de la intervención política: la infancia y la juventud, tal y como apunta la Unión Europea, que ha declarado 2013 como el Año Europeo de los Ciudadanos. La infancia, por riesgo de exclusión social y de pobreza; y la juventud, porque está necesitada de nuevas fórmulas, modelos y herramientas que mejoren sus expectativas de futuro y sus posibilidades de encontrar trabajo.

“El objetivo es impulsar proyectos sociales en los que se involucren los ciudadanos, organizaciones, entidades, fundaciones y empresas”, ha explicado Bendodo, quien ha apuntado que el equipo de gobierno de la Diputación se está “replanteando” la explotación de los espacios públicos en base a los conceptos de imaginación y modernidad.

La Fundación Luis Olivares, la asociación Montessori de investigación pedagógica, la Asociación de Nuevos Residentes y Extranjeros de Málaga y la asociación medioambiental AMAFUYU se han sumado ya a este proyecto, que está abierto a nuevas incorporaciones.

La Noria estará al alcance de los ayuntamientos de la provincia y generará estructuras de colaboración y participación con asociaciones, colectivos y emprendedores sociales. Además, albergará proyectos de la propia Diputación y de los municipios.

La captación de fondos tiene dos vertientes. Una pública, consiguiendo la involucración de instituciones europeas; y otra privada, provocando la implicación de las empresas a través de sus programas de Responsabilidad Social Corporativa o fundaciones.

Líneas estratégicas

La Noria cuenta con una superficie de 6.000 metros cuadrados y recibe ese nombre porque en esos terrenos existe una antigua noria y una mina de agua que canalizaban las necesidades de regadío de la antigua Huerta Ortega y la Huerta Godino. “Es uno de los elementos patrimoniales más antiguos de la Diputación de Málaga”, ha asegurado Bendodo, quien ha afirmado que las líneas estratégicas del proyecto giran en torno a la educación y el empleo.

“Este centro funcionará como una noria, extrayendo la creatividad y el talento de la sociedad para hacer realidad proyectos sociales cuyo impacto y beneficio redunden en la infancia y la juventud de la provincia”, ha indicado el presidente.

Una de las actuaciones previstas consiste en la rehabilitación patrimonial de la antigua noria y su inclusión en el proyecto como concepto vertebrador: elemento rudimentario y sencillo a la vez que eficaz.

El proyecto prevé la recuperación de oficios casi extinguidos y artísticos como yacimientos de empleo: la excelencia de la mano de obra de calidad y el nuevo concepto de artesano. En este punto se incluye la apuesta por la bioconstrucción.

El huerto y la cocina de las instalaciones desempeñarán un papel muy importante. El primero, como un espacio perfecto para la convivencia intercultural e intergeneracional, el comercio justo, solidario y sostenible. La agricultura ecológica es otro de los terrenos por explorar en esta iniciativa. La cocina, como lugar para la recreación y puesta en valor de los productos malagueños, con la presencia y el desarrollo de la marca promocional ‘Sabor a Málaga’.

Por último, La Noria trabajará en torno a la innovación pedagógica como herramienta indispensable de futuro y fomentará el emprendimiento social como motor del desarrollo económico y social.