Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

La Diputación pone en marcha un plan extraordinario de inversiones de 24,4 millones de euros para los 103 municipios de la provincia

Diputación de Málaga
Noticias

La Diputación pone en marcha un plan extraordinario de inversiones de 24,4 millones de euros para los 103 municipios de la provincia

Todos los grupos políticos resaltan que la institución provincial es un ejemplo de grandes consensos y de grandes acuerdos

Elías Bendodo destaca que será “un nuevo revulsivo económico para la provincia, fomentando la creación de empleo”

Un centenar de alcaldes y representantes municipales asisten a la reunión para conocer los detalles de las actuaciones que se podrán realizar

La Diputación de Málaga pondrá en marcha, por tercer año consecutivo, un plan extraordinario de inversiones del que se beneficiarán los 103 municipios de la provincia. Se trata de un plan que podrá llevarse a cabo gracias a la saneada situación económica de la institución provincial, ya que se nutre de los remanentes de tesorería del año pasado, y estará dotado con 24,4 millones de euros para la ejecución de inversiones financieramente sostenibles.

El presidente de la Diputación de Málaga, junto a los portavoces de los grupos políticos representados en la corporación provincial, han valorado en rueda de Prensa que la Diputación sea un ejemplo de grandes consensos y grandes acuerdos, como el que hubo en octubre del año pasado en relación al Plan Provincial de Asistencia y Cooperación Municipal. Posteriormente, en el salón de Plenos, han explicado a un centenar de alcaldes y representantes municipales las características del plan.

Elías Bendodo ha destacado que este plan va a suponer un nuevo revulsivo económico para todos los municipios, fomentando la creación de empleo y mejorando sus infraestructuras y equipamientos. De hecho, se estima que su impacto económico será de unos 65 millones de euros, lo que se traducirá en unos 550 empleos, y se intentará que sean ocupados por personas en paro.

Este plan extraordinario está dedicado exclusivamente a inversiones financieramente sostenibles, obras con una vida útil superior a cinco años, como, por ejemplo, inversiones en ordenación del tráfico y del estacionamiento, vías públicas, parques y jardines, protección del patrimonio histórico-artístico, carreteras, caminos vecinales, saneamiento, abastecimiento de agua y rehabilitación y reparación de infraestructuras o inmuebles.

Bendodo ha explicado que la buena situación económica de la Diputación de Málaga es la que permite destinar parte del superávit de la tesorería (que ha sido de 51 millones en 2015) a la realización de nuevas inversiones en todos los municipios.

En este sentido, ha recordado que la deuda con los bancos se ha reducido de los 300 millones existentes en 2011 (cuando entró a gobernar el PP) a los 73 millones, actuales, manteniendo el compromiso de deuda cero al final de la legislatura. Y, por otra parte, el nivel de ejecución presupuestaria ha pasado del 60% existente en 2011 al 87% logrado en 2015.

“La Diputación de Málaga -ha añadido- invierte más que nunca y sigue batiendo récords en las transferencias económicas a los municipios, que fueron de 86 millones de euros en 2015”. Y, en este sentido, ha reseñado un informe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que sitúa a la Diputación de Málaga como la primera de las diputaciones de España en el volumen de inversiones financieramente sostenibles realizadas en 2014, en tanto que, en el conjunto de las administraciones locales, ocupa el segundo lugar en el ránking nacional, solo por detrás del Ayuntamiento de Barcelona.

Opiniones de los grupos políticos

Gonzalo Sichar, portavoz de Ciudadanos, ha valorado que en temas fundamentales para la provincia los cinco grupos políticos de la Diputación vayan de la mano, anteponiendo los intereses generales a las diferencias políticas. Y ha indicado que, además de las inversiones, también es importante la amortización de la deuda con los bancos para lograr el objetivo de deuda cero al final de esta corporación.

Guzmán Ahumada, portavoz de IU, también se ha felicitado del acuerdo unánime, pero ha lamentado que, por la normativa estatal, no se pueda destinar todo el superávit de la Diputación a más inversiones en la provincia. Sin embargo, ha considerado que ha sido positivo que se haya buscado un punto de encuentro para liberar la cantidad máxima del superávit en inversiones financieramente sostenibles y liberar lo mínimo en amortización de la deuda. Igualmente, ha añadido que estas inversiones ayudarán a generar empleo en toda la provincia.

Francisco Conejo, portavoz del PSOE, ha valorado que el nuevo tiempo político es el que ha permitido este plan de inversiones, que demuestra la utilidad de esta institución al servicio de los pueblos y ciudades de la provincia. “Uno de los aspectos más positivos es que, aunque la cuantía global del plan es inferior a la del 2015, el importe que recibirán los municipios menores de 20.000 habitantes no se verá mermado. Es importante que los acuerdos y los consensos se prolonguen en el futuro y que el eje de la Diputación sea  garantizar una distribución equitativa y la igualdad de trato, sobre todo de quienes viven en pequeñas localidades”.

Además, María Francisca Caracuel, ha destacado la facilidad y la agilidad para lograr el acuerdo, incidiendo en que, desde el primer momento, se ha querido trabajar con todos los grupos políticos.

El grupo Málaga Ahora también apoya este plan aunque su portavoz, Rosa Galindo, no pudo acudir al acto que se ha celebrado esta mañana.

Reparto del dinero

El reparto del dinero se realizará en función del número de habitantes, aunque se aplican unos coeficientes para primar a los pueblos más pequeños. Así que las cantidades oscilan entre los 75.000 euros, que recibirán las localidades con menos de 500 habitantes, y 1.820.000 euros, destinados a Marbella.

De los 24,4 millones de euros del total del plan, 14 millones se los reparten los 91 municipios menores de 25.000 habitantes, que tendrán una cantidad fija que se distribuye por tramos de población, cantidad que es idéntica a la recibida en 2015, aunque la cuantía del plan de inversiones es inferior.

Así, los municipios entre 0 y 500 habitantes recibirán 75.000 euros; entre 501 y 1.000 habitantes, recibirán 85.000 euros; entre 1.001 y 2.000, 120.000 euros; entre 2.001 y 3.000 personas, 150.000 euros; entre 3.001 y 5.000, 200.000 euros; entre 5.001 y 7.500 habitantes, 230.000 euros; entre 7.501 y 10.000, 255.000 euros; entre 10.001 y 15.000 personas, 290.000 euros; entre 15.001 y 20.000, 305.000 euros; y entre 20.001 y 25.000 habitantes, 350.000 euros.

Y los 12 municipios de más de 25.000 habitantes (Alhaurín de la Torre, Antequera, Benalmádena, Estepona, Fuengirola, Marbella, Mijas, Rincón de la Victoria, Ronda, Torremolinos, Vélez-Málaga y la capital) se repartirán 10,4 millones de euros.