Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

La Despedía. Álora

Diputación de Málaga

La Despedía. Álora

Fiesta de Singularidad Turística Provincial

Álora, población del Valle del río Guadalhorce, está situada sobre un pequeño cerro entre huertas de naranjos, limoneros y campiñas. Su fisonomía urbana, de origen árabe, le aporta un encanto especial por sus empinadas calles que conducen al castillo.

Tras la Pollinica del Domingo de Ramos, el traslado de Estudiantes el Martes Santo y el Santo Vía Crucis el miércoles, las grandes citas empiezan el Jueves Santo con las procesiones de Dolores Coronada, Amor, Estudiantes y Nazareno de las Torres. Pero es el Viernes Santo cuando tiene lugar el acontecimiento más esperado, La Despedía.

Alrededor de las dos de la tarde del Vienes Santo una multitud de personas se dan cita en el impresionante marco de la Plaza Baja de “La Despedía”, la plaza más antigua del municipio, para contemplar como de los varales se retiran la mayoría de sus portadores quedando sólo ocho personas encargadas, a la señal del Mayordomo, de realizar las genufexiones que irán acercando, en cada bajada, a sus titulares el “Señor de las Torres” y la “Virgen de los Dolores.

Fiestas y ocio
4/14/20174/14/2017Europe/MadridLa Despedía. ÁloraDiputación de Málaga

Fiesta de Singularidad Turística Provincial

Álora, población del Valle del río Guadalhorce, está situada sobre un pequeño cerro entre huertas de naranjos, limoneros y campiñas. Su fisonomía urbana, de origen árabe, le aporta un encanto especial por sus empinadas calles que conducen al castillo.

Tras la Pollinica del Domingo de Ramos, el traslado de Estudiantes el Martes Santo y el Santo Vía Crucis el miércoles, las grandes citas empiezan el Jueves Santo con las procesiones de Dolores Coronada, Amor, Estudiantes y Nazareno de las Torres. Pero es el Viernes Santo cuando tiene lugar el acontecimiento más esperado, La Despedía.

Alrededor de las dos de la tarde del Vienes Santo una multitud de personas se dan cita en el impresionante marco de la Plaza Baja de “La Despedía”, la plaza más antigua del municipio, para contemplar como de los varales se retiran la mayoría de sus portadores quedando sólo ocho personas encargadas, a la señal del Mayordomo, de realizar las genufexiones que irán acercando, en cada bajada, a sus titulares el “Señor de las Torres” y la “Virgen de los Dolores.